Noticia

Seis artistas que inexplicablemente no están en el Salón de la Fama del Rock and Roll

13/04/2018, a las 11:29

Ya está casi todo listo para la ceremonia del Salón de la Fama del Rock and Roll. Entre quienes formarán parte de este prestigiado grupo, dos bandas ya alistan sus presentaciones musicales. La legendaria Nina Simone, Bon Jovi y Dire Straits son los elegidos de este año para entrar en el exclusivo club. La promoción es nuevamente muy ecléctica, y The Cars, Rosetta Tharpe y el rock progresivo de Moody Blues también estarán incluidos.

Solo se puede ingresar si se ha conseguido un éxito sobresaliente y una vez transcurridos 25 años desde la publicación de un primer trabajo. Pero aunque este Salón de la Fama reconoce a gran cantidad de ilustres, también ha cometido y sigue sin subsanar inexplicables agravios, pues no son pocos los grupos y solistas legendarios que no están presentes en la sede que el club. Repasamos algunos de los casos más incomprensibles.

Iron Maiden

Existe una larga tradición del Salón de la Fama de ignorar casi completamente al género metal, salvo contadas excepciones como Black Sabbath o Metallica. Pese a haber vendido millones de discos, llenar estadios constantemente y ser considerados una institución dentro del género, Bruce Dickinson y los suyos todavía no han logrado entrar en el selecto grupo. Hay que tener en cuenta que, según los requisitos, Iron Maiden son elegibles desde hace más de 10 años.

The Smiths

Hay que tener en cuenta que, a diferencia de otras bandas, The Smiths recibió un par de nominaciones para entrar en el grupo durante los últimos años. Sin embargo, su entrada nunca se ha concretado, lo que es aún más inexplicable. Los cuatro discos con los que The Smiths moldeó el rock británico de los 80 deberían haberles otorgado un espacio hace bastante tiempo.

Nick Cave

El australiano nunca ha sido un artista superventas, pero sí es de los más unánimemente respetados tanto por la crítica como por sus compañeros artistas. Gracias a una visión muy personal del mundo y de plasmar sus emociones a través de sus canciones, Nick Cave es uno de los artistas que sorprende no ver en este selecto grupo.

The Cure

Es una de las agrupaciones más importantes, populares e influyentes de su generación y ha sido ignorada ya desde hace más de una década por parte del Salón. La influencia y relevancia de la banda de Robert Smith es indiscutible en la música de hoy en día. Ya han sido nominados previamente, así que será sólo cuestión de tiempo verlos recoger este reconocimiento.

Joy Division

Probablemente la banda más influyente en los grupos contemporáneos. Padrinos del llamado post-punk hoy en día son una de las bandas más adoradas del mundo. Sus álbumes se han reeditado en varias ocasiones, así como han sido objeto de diversos tributos de las más diversas disciplinas, desde pintura, poesía hasta el cine. ¿Será que sus temas depresivos, de corte casi suicida asustan al puritano comité del Salón de la Fama del Rock? Todo el mundo ha caído bajo la influencia del oscuro manto de Ian Curtis y Joy Division.

Motörhead

A muchos se nos pasó por la cabeza que quizá con la muerte de Lemmy Kilmister en 2015, el Salón de la Fama del Rock corregiría por fin una de sus ausencias más inexplicables y nominaría a Motörhead. Pero no. El grupo ha vendido más de 15 millones de unidades de sus trabajos y su influencia es más que demostrable. “Con la muerte de Lemmy, es muy, muy importante para mi ver que se reconozca a Motörhead en el Salón de la Fama del Rock & Roll… No hay otra persona en este planeta que ame tanto el rock que Lemmy y Motörhead“, dijo James Hetfield, vocalista de Metallica en una entrevista.

Deja tu comentario