Noticia

Manolo García: “No me apetece nada vivir mi vida en dos dimensiones”

20/03/2018, a las 20:00

Escuchamos el nuevo disco de Manolo García con un grupo de oyentes más que entregados y Mónica Ordóñez charla con el artista barcelonés sobre su nuevo disco, Geometría del rayo, que ya está a la venta, y de su inminente gira, que le llevará por toda España.

Con una carrera tan extensa y llena de éxitos como la de Manolo García, sorprende la humildad con la que se refiere a ella y la visión que tiene del éxito. “Somos como un árbol, y si cuando estamos creciendo, llegan ráfagas y tormentas, se doblará. A mi el éxito ya me llegó en la madurez, y eso ya no hace tanto daño“, considera. “Si tuviera que definir mi carrera con una palabra, sería ‘milagro’, es un milagro que haya podido triunfar en lo artístico con las posibilidades que había”, añade.

Son innumerables las citas del artista con el público, los conciertos que ha compartido con su público. Uno de sus temas, Nunca es tarde, habla de disfrutar las pequeñas cosas de la vida, de la realidad. “Yo prefiero que la gente esté centrada en lo que está sucediendo en ese momento”, dice Manolo García refiriéndose a la tendencia, cada vez mayor, de grabar y fotografiar los conciertos.

Esa capacidad de emoción que busca en los conciertos también la expande al resto de su vida, y no tiene ni quiere tener redes sociales para sentir el feedback con su público: “Si me halagan mucho, voy a envanecer, y si me dicen cosas feas, no me va a sentar bien, por lo que prefiero mantenerme al margen”, dice el artista, que sigue queriendo vivir una vida en tres dimensiones.

“Siempre quiero tener las neuronas trabajando”

Manolo García se confiesa un trabajador nato, un artesano de la música, y siempre tiende a crear puentes entre diferentes músicos para que surjan colaboraciones impensables: “Nos apasiona la música y con ello ya tenemos una relación muy estrecha, sólo falta convencerlos para conectar del todo”, dice.

Entre las colaboraciones más célebres, recordamos el concierto de Amnistía Internacional en Barcelona en 1988, donde Bruce Springsteen y Sting quisieron cantar parte de una canción en castellano. Fue Manolo, entonces miembro de El Último de la Fila, el que les ayudó a traducirla.

Precisamente, sobre su etapa pasada unido a Los RápidosLos Burros y El Último de la Fila, Manolo García considera que es un ciclo cerrado y no quiere volver a mirar atrás: “No me parece ético interpretar canciones que pertenecen a un grupo que ya no existen, me niego”, dice. “Yo no soy El Último de la Fila, yo fui la mitad de ese grupo y ya no más, hay que ser honesto. Cierra la puerta, de esta manera, a una posible reunión de sus miembros.

Una de las inquietudes de nuestros oyentes tenía que ver con la actividad terapéutica que se desprende de la música de Manolo García. “Cuando me pongo a trabajar, no soy dueño de la situación. No soy muy consciente, intento hacer música, pero no tengo una finalidad y no sé cómo ocurre, es algo automático”, dice. “Hacer una canción es facilísimo cuando estás dispuesto”, sentencia.

Deja tu comentario