Noticia

Así nació ‘Barcelona’, el himno olímpico que unió a Montserrat Caballé y Freddie Mercury

06/10/2018, a las 12:53

Freddie Mercury siempre fue un apasionado de la ópera, pero se enamoró aún más del género durante los últimos años de su vida, en los que llegó a obsesionarse con grandes divas como Maria Callas, Joan Sutherland y la barcelonesa Montserrat Caballé.

Durante la gira de A Kind of Magic (1986), el cantante de Queen se refirió a ella en una entrevista como “la mejor voz de todos los seres humanos vivos”. Su admiración por la soprano española venía de mucho tiempo antes, si bien cristalizó cuando pudo verla cantar en directo en 1983 en la Royal Opera House de Londres. Allí Mercury sintió la punzada definitiva: tenía que cantar con esa portentosa mujer.

Fue cuatro años después cuando por fin llegó el momento en el que Freddie podría empezar a hacer su sueño realidad. Y la ocasión la propiciaron los Juegos Olímpicos, que querían contar con Caballé por ser de Barcelona. “Aunque nadie recuerda de quien fue la idea, empezó a gestarse el plan de que Freddie y Montserrat cantaran a dúo un himno olímpico”, relata la biógrafa del inglés, Lesley-Ann Jones en La Biografía Definitiva de Mercury. “Pero cuando surgió la idea, él aceptó de inmediato”, apostilla.

Y aún añade la escritora: “Al cantante le seducía completamente la idea de cantar ante una audiencia televisiva mundial tras el gran éxito de Queen en el Live Aid. Se concertó una cita en Barelona en marzo de 1987. Montserrat le envió a Freddie algunos vídeos de sus actuaciones y, a cambio, ella pidió las obras completas de Queen”.

Al primer encuentro se presentó el vocalista con una cinta en bruto con una canción titulada Exercises in free love y unas cuantas ideas. Allí mismo surgió no ya la colaboración para una canción, sino para todo el segundo disco en solitario de Freddie Mercury, que vería la luz en octubre de 1988 con varios temas a dúo con la soprano.

La apretadísima agenda de la soprano barcelonesa provocó que los trabajos tuvieran que hacerse a distancia. Así, a lo largo de los nueve meses siguientes, Freddie le fue enviando las cintas de los temas casi terminados, con la parte vocal cantada por él en falsete para que ella la interpretara con su voz de soprano. Fue así como Freddie Mercury compuso Barcelona. 

En el verano de 1987, Freddie y Montserrat cantaron Barcelona ante el público por primera vez en Ibiza, donde durante los cinco años previos a las olimpiadas se montó un evento anual para ir anticipando su celebración. Poco después se publicó el single en España con gran éxito, llegando al puesto 8 en el Reino Unido.

Deja tu comentario