¿Ven? Más nombres, más suciedad – Editorial de Juan Luis Cano.

21/04/2017, a las 05:00

Debo reconocer que los últimos acontecimientos judiciales, que están dejando al descubierto tanta porquería me producen muchísima pena. No enfado, no inquietud, no intranquilidad, no: Pena. Se me acurruca el espíritu en el rincón de la amargura al comprobar la calaña que ha estado y sigue estando en las plantas nobles de muchas de las instituciones de este país. Un país en el que los nombres que las operaciones de investigación reciben, Púnica, Gürtell, Leza, Brugal… nos son ya tan usuales como los títulos de las series de las televisión, las películas o las marcas de los productos que se anuncian aquí y allá, tiene un problema y no precisamente nimio. Me produce una profunda tristeza comprobar cómo hemos sido capaces de dejar que se filtraran por los resquicios de nuestra sociedad, cómo hemos permitido, confiados, que se colasen en cada habitación de nuestras casas por haber dejado abiertas demasiadas puertas, tanto golfo. Golfos que daban una cara, pero cuya verdadera apariencia estaba en el reverso, gente que nos ha ido dando doctrina, que nos ha asaeteado lanzándonos consignas, modales, idearios, soflamas, que se han loado a sí mismos, que se han jactado de su habilidad para sortear suspicacias, cuando no sospechas, cuando no las propias leyes. Gentes que estamos viendo desfilar frente a jueces cuando estábamos acostumbrados a verles perorar desde púlpitos, que ahora se nos aparecen semi ocultos en imágenes efímeras captadas por las cámaras o les escuchamos en grabaciones bochornosamente esclarecedoras, mientras urdían inmoralidades. Demasiadas gentes que alguna vez parecieron estar en el bando de lo lícito, coincidieran o no sus ideas con nuestras convicciones y que, poco a poco, van siendo dejados al descubierto.

Ayer, la cadena SER desvelaba como el Fiscal jefe de Anticorrupción había intentado impedir uno de los registros ordenados en la operación contra Ignacio González con el visto bueno del Fiscal General del Estado. Además por un artículo publicado por el diario Ara, Ernesto Ekaicer se hace eco de una grabación efectuada por la guardia civil en la que Eduardo Zaplana, ex ministro con Aznar, Ex presidente de la Comunidad Valenciana, al que recordarán ustedes que ya se cazó en su momento diciendo que él se había metido en la política para forrarse, una conversación decía, en la que le comenta al propio Ignacio González que estuviese tranquilo que ya se encargaba él de controlar la Fiscalía, poniendo de manifiesto que ya sabía que el propio Moix iba a ser nombrado Fiscal Jefe de Anticorrupción.

¿Ven? Más nombres, más suciedad.

He comenzado poniendo de manifiesto la pena que me causa tanta miseria humana, pero poco a poco esa pena se ha ido transformando y ahora mismo lo que estoy empezando a sentir es asco.

 

IMAGEN: EL PAÍS.

Deja tu comentario