El anuncio machista y patético de una discoteca de Benidorm – Editorial de Juan Luis Cano.

06/06/2017, a las 06:44

Me imagino cómo se sentirán todas las mujeres y los hombres que trabajan duramente y se dejan la piel para intentar que los siglos de retraso frente a la igualdad se superen y que las mujeres ocupen el lugar que, por justicia, les corresponde en la sociedad, cuando leen noticias como la del anuncio que ha publicado la prensa en Benidorm anunciando que comenzaba el casting para contratar camareras en una discoteca. El local se llama “Richard New Look” por si alguien quiere saberlo.

El anuncio en cuestión no puede ser más machista, lamentable, grosero, antiguo, hortera y patético. Reza así: “las aspirantes deben ser guapas con buen físico, mucha experiencia poniendo copas y simpáticas con la gente” y poco después especifica que no pueden tener rollos ni novios enfermos celosos y mucho menos en la barra contralándolas. Advierte también que de ser así , el encargado de la discoteca, un tal Julio Granado, apodado “El Feroz”, se encargará de que no trabaje más y buscarán otra nueva. “El Feroz” se comenta solo. Pero el anuncio no, el anuncio hay que comentarlo, porque es un golpe al esfuerzo de mucha gente que lleva años batallando contra lo que parecía inamovible y que muy poquito a poco parece que empieza a ceder: La igualdad. Es una salida de tono que no iría más allá si no fuera porque es un ejemplo nocivo que hay que erradicar para que no cunda más, como vinieron cundiendo actitudes similares desde tiempos remotos. Hay que reprobar actitudes como la de “El Feroz”, sus jefes y adláteres desde la administración, no para que ellos se den cuenta de que su manera de actuar no es la adecuada, porque no creo que les dé el cerebro ni les importe, sino para que el resto de la sociedad tome nota y perciba de manera inequívoca que hay pasos que no se pueden dar hacia atrás.

Ojalá ninguna chica se presentase al casting y tuvieran que poner las copas “El Feroz” y su pandilla, subidos en tacones de medio metro.

Como consuelo, quiero pensar que cada paso atrás que se da en contra de la igualdad de la mujer sirve para coger más impulso en la carrera por conseguirla.

Deja tu comentario