Noticia

5 cosas que nos enseñó Kurt Cobain

20/02/2017, a las 13:39

“La juventud solo dura hasta los 27. A partir de ese momento, también se acaba la vida”. 

Kurt Cobain

 

A Kurt Cobain le gustaba grabar películas con Super 8. En una de ellas, el líder de Nirvana simuló su suicidio. Quizá fue una premonición. Quizá el plan ya rondaba en su cabeza. A los 27, lo llevó a la realidad. Vivió deprisa y publicó solo tres discos. Pocos pero suficientes para convertirse en estrella del rock y dejarnos una herencia musical incalculable que resumimos en 5 puntos:

#1. Que las guitarras son el sonido del desencanto. Los de Aberdeen, liderados por Cobain, devolvieron el rock a las listas de éxitos con un sonido nuevo que mezclaba rock, punk y heavy. El resultado: guitarras distorsionadas, voces guturales y letras que hablaban de apatía y que le robaron los primeros puestos de las listas al pop ochentero de Michael Jackson.

#2. El poder de la palabra. Smells Like Teen Spirit, Lithium o Come As You Are. Kurt Cobain creó auténticos himnos que transmitían un mensaje cercano a esa generación de jóvenes desencantados, hartos del estereotipo de estrella del rock intocable que había vendido la radio y la televisión de los 80. Demostró que el dolor y la rabia también podían convertirse en música.

#3. Cambió el prototipo de estrella del rock. “Si mi sonrisa reflejara el interior de mi alma, mucha gente lloraría conmigo al verme sonreír”, dijo una vez. Kurt Cobain era el reflejo mismo de esa generación desencantada. El chico disfuncional que inspira a los chicos disfuncionales y la estrella del rock que odia la fama pero acaba abocado en ella. Cuentan que tenía problemas de estómago crónicos por el estrés y que lloraba cada vez que salía al escenario.

#4. Icono grunge que marca tendencia. Camisas de cuadros, vaqueros rotos y zapatillas converse. La cuidadísima dejadez de Cobain marcó tendencia en los 90 y sigue perdurando.

#5. Protagonizó una de las muertes más misteriosas del rock. La generación X se quedó huérfana cuando Kurt Cobain murió y apuntaron a Courtney Love como la mala de la película. Pero la teoría de que la pareja del músico fue la responsable de su  muerte queda descartada en el documental Cobain: Montage of Heck. Aunque ella confiesa ante la cámara que fue probablemente una discusión entre los dos la que originó la crisis final que acabó en el suicidio del cantante.